El cuidado de tus ojos durante el Home Office

EL CUIDADO DE TUS OJOS DURANTE EL HOME OFFICE.

La pandemia ha impulsado el aumento del home office y, con ello, hemos superado barreras tanto culturales como tecnológicas que evitaban el trabajo remoto en el pasado. Para una gran mayoría de personas, tener reuniones por videoconferencias se ha vuelto una actividad normal, al igual que pasar más tiempo frente a pantallas, lo cual expone en mayor medida a nuestros ojos.


Uno de los efectos más comunes y del que menos se dan cuenta las personas es el síndrome del ojo seco. Este síndrome se caracteriza por tener síntomas como: ojos secos, rojos, molestia, vista cansada y dolor de cabeza. En Europa, se ha detectado un aumento considerable en casos de dicho síndrome; estudios realizados en Austria indican que el 80% de las personas que trabajan frente a monitores en el trabajo presentan algunas de las molestias.

Tener una planeación en el hogar no solo permitirá que las cargas de actividades estén mejor repartidas, sino que fomentará un entorno más empático y de integración entre los integrantes de la familia.

  • Lentes especiales que filtran la luz azul. La luz azul en sí no es peligrosa y está presente en la luz solar. Sin embargo, las pantallas, especialmente las LED, generan luz azul, exponiendo a las personas que trabajan frente a pantallas por mucho tiempo. Con estos lentes, se reduce la exposición y aumenta el contraste.
  • Ángulo de visión. Es recomendable tener la vista a la misma altura que el borde superior de la pantalla y a una distancia de 60 cm a 90 cm de la pantalla. Si te sorprendes inclinando la parte superior de tu cuerpo hacia adelante, hacia la pantalla, podría ser señal de un problema de la vista, por lo que sería conveniente acudir a un oculista.
  • Toma descansos. Realizar a la brevedad el trabajo es importante, pero también es necesario tomarse unos minutos de descanso. Se recomienda unos minutos de descanso por cada hora de trabajo y se sugiere tomar un descanso más prolongado cada 4 horas. Una excelente práctica para descansar la vista y evitar problemas de vista a largo plazo es ver a la distancia por unos minutos.

Mantener un equilibrio entre el trabajo y tu vida es muy importante tanto para tu salud como para tu bienestar. Descansa tu vista de las pantallas; aprovecha el tiempo de descanso para convivir con tu familia y realizar actividades juntos. Equilibra tu día; divide con claridad el tiempo para trabajar y el tiempo para ti mismo. Poner estos límites ayuda a tener una vida emocional equilibrada.

Entradas relacionadas

Compartir