ESCRIBIENDO CORREOS

ESCRIBIENDO CORREOS

Si bien es cierto que previo a la pandemia ya hacíamos uso cotidiano del correo electrónico, hoy que nuestra interacción es mayor a través de los medios digitales es muy importante saber comunicarnos de forma correcta.

En el trabajo, el correo electrónico es una herramienta fundamental que nos permite comunicarnos; es por ello, que a continuación te compartimos algunas recomendaciones al momento de redactar un correo:

  • Es tu imagen y la de la empresa: Recuerda que al redactar un correo bajo el dominio de la empresa en la que laboras, no solo das la cara, sino que también representas la imagen de la compañía. Por eso, debes tener mucho cuidado para siempre utilizar un lenguaje correcto y respetuoso, así como evitar cometer faltas de ortografía.
  • Antes de redactar: Piensa si la información que vas a enviar es necesaria escribirla por correo electrónico o si bien puedes fácilmente hacer una llamada o enviar un mensaje para evitar mandar un e-mail que sature la bandeja de tu destinatario.
  • Evita las mayúsculas: Escribir en mayúsculas un mensaje electrónico es similar a gritar o levantar la voz y puedes provocar molestia en el destinatario al recibir el correo.
  • Asunto: Redacta un asunto que sea claro y que permita comprender lo que leerá nuestro destinatario al abrir el correo.
  • Las palabras mágicas: Desde niños nos han enseñado a decir “por favor” y “gracias”, y esta no es la excepción al escribir un correo.
  • Destinatarios: Piensa bien quienes son tus destinatarios principales, es decir, las personas que recibirán la información o de quien quieras una respuesta. Copia solo a las personas que requieren estar enterados.
  • No abuses del botón de alta prioridad: Solo usa este botón cuando realmente sea prioritario, utilízalo de forma muy controlada y moderada.
  • No olvides: Además del mensaje que vas a comunicar, al redactar tu correo incluye un saludo, un cierre con un agradecimiento o una frase en la que quedas al pendiente y tu firma.
  • Revisa siempre tu correo antes de enviarlo: Vuelve a leer el texto que escribiste, rectifica que no haya faltas de ortografía y si vas a incluir un archivo asegúrate de que realmente lo hayas adjuntado.

Recuerda que es importante cuidarte y cuidar de los tuyos; esto involucra también lograr una conciliación adecuada de vida personal – trabajo que te permita la plenitud.

Entradas relacionadas

Compartir