Vacaciones de Semana Santa

VACACIONES DE SEMANA SANTA.

Una oportunidad para reagrupar y reorganizar a la familia.

En este periodo vacacional, los padres y madres de familia que trabajan desde casa verán como una oportunidad valiosa el reorganizar las tareas del hogar, la escuela o trabajo; esto mediante un ejercicio que les ayudará a desarrollar habilidades importantes como delegar y planear.

Solo se requiere dedicar un poco de tiempo para crear un plan que nos ayude a sobrevivir la rutina del regreso a clases y las actividades adicionales que eso conlleva.

Es importante trabajar en este plan en familia, donde participen y estén de acuerdo todos los integrantes en casa. Al involucrar a todos los miembros de la familia desde el principio de la actividad, las probabilidades de una ejecución exitosa aumentan en más de un 70%.

¿Cómo realizar el plan?

  • Comencemos con escribir individualmente un listado de las actividades que consideramos deben realizarse en casa, incluyendo: limpieza del hogar, preparación de alimentos, actividades de apoyo escolar (revisión de tareas, impresión de planes semanales, envío de evidencias de trabajo, entre otros).
  • Cuando cada miembro de la familia tenga su lista, reúnanse y obtengan un solo listado. Esto genera compromiso por parte de cada integrante, sobre todo, de los miembros más pequeños, ya que sus actividades fueron tomadas en cuenta y ellos mismos las incluyeron.
  • A continuación, asignen las tareas; desde los menores a los más grandes pueden realizar alguna actividad. Por ejemplo, los niños pequeños pueden poner las servilletas en la mesa o la ropa sucia en el cesto, sacudir, etc.
  • Una vez asignadas todas las tareas, identifiquen el mejor día en que se pueden ejecutar y si es necesario respetar algún orden. También pueden identificarse actividades como obligatorias y otras que sí pueden postergarse.
  • Es importante compartir el plan con todos los habitantes de la casa que participarán y asegurarse de que no queden dudas de la ejecución.
  • Al principio, puede existir cierta resistencia, pero tanto la constancia como el ejemplo serán las claves para que la carga de trabajo de los padres pueda repartirse y que no sea un motivo de enojo o discusiones en el día a día. También se puede integrar un plan de incentivos simbólicos al final de la semana, en caso de cumplir con todas las tareas asignadas.
  • Este ejercicio puede realizarse no solo en obligaciones, sino también en actividades de recreación, donde cada miembro de la familia presente un listado con las que sean de su interés y, una vez que se tenga el listado final, se asignen fechas para realizarse.

Tener una planeación en el hogar no solo permitirá que las cargas de actividades estén mejor repartidas, sino que fomentará un entorno más empático y de integración entre los integrantes de la familia.

Entradas relacionadas

Compartir