Plan de Emergencia COVID-19

PLAN DE EMERGENCIA COVID-19

Aún no termina la pandemia y, como bien sabes, es importante no bajar la guardia; seguir cuidándote y cuidando de tus seres queridos. Parte esencial del cuidado de tu salud es la prevención, ya que esto nos ayuda a saber actuar ante una contingencia y a sentirnos más tranquilos frente a la incertidumbre.

Por ello, te compartimos un plan de emergencia que te puede servir ante una emergencia por COVID-19:

  • Ten en tu botiquín médico un termómetro, un oxímetro y algún medicamento que tu médico te sugiera para el caso de síntomas o fiebre. Recuerda que es muy importante que no solo tengas un termómetro y un oxímetro, sino que sepas usarlo e interpretarlo.
  • Identifica a los miembros de la familia en tu hogar que son más vulnerables, es decir, adultos mayores y personas con padecimientos como: diabetes, hipertensión, etc. Pregunta a tu médico la mejor manera de cuidar a estas personas vulnerables e investiga en fuentes confiables cómo hacerlo.
  • En caso de que tuvieras a un enfermo de COVID-19 en tu casa, piensa en cómo está distribuido tu hogar y visualiza si podrías aislarlo en una habitación con baño, o bien, en qué habitación podría resguardarse para no contagiar al resto.
  • Ten artículos de limpieza para desinfectar tu hogar y para separar la basura de la persona que enferme.
  • Investiga opciones de dónde podrían realizarse la prueba COVID-19, los costos, las ubicaciones o incluso identifica los lugares en los que puedes hacerte la prueba de manera gratuita.
  • Comparte con todos los integrantes en casa un listado de contactos, por ejemplo: teléfono de tu médico de cabecera, hospitales, farmacias, proveedores de oxígeno, los teléfonos y datos de tu póliza de gastos médicos mayores (investiga lo que cubre), tu número de seguridad social, contactos importantes del trabajo o del colegio para notificar.
  • Revisa que tus documentos oficiales estén en orden, por ejemplo: INE, pólizas de gastos médicos, carnet del seguro social, etc.

Bien lo dice el dicho: “Estar prevenido vale por dos” y planear previamente te ayudará a tener menos incertidumbre.

Entradas relacionadas

Compartir